Éstos son algunos de los parámetros a considerar para armar una planificación definitiva:


  • Intereses particulares y generales de cada alumna/o en cuanto a la capacitación.
  • Disponibilidad horaria del mismo.
  • Tiempo estimado de cursada y práctica disponible (planteado por las/los alumnos).
  • Evaluación Diagnóstica.
  • Elaboración de Contenidos Conceptuales y Procedimentales a trabajar (Teoría de Impacto y Aspectos Prácticos).

Esquema de Trabajo

Sin dudas, los beneficios de trabajar con una planificación personalizada son numerosos. Uno de ellos es que podemos elaborar un esquema de trabajo acorde, tanto con tus intereses específicos, como con tu disponibilidad para llevar adelante la propuesta. En tal sentido es importante aclarar que, si bien los contenidos estructurales básicos están previamente determinados, esto es sólo a fin de facilitar una capacitación sistemática; pero la implementación teórico-práctica la diagramamos conjuntamente. La intención es definir un esquema de trabajo que nos posibilite alcanzar los objetivos planteados de manera progresiva.

En tal contexto, los temas específicos a abordar durante las clases se definen a partir del análisis particular de cada caso, considerando las inquietudes y necesidades concretas que se presenten. Esto permite que el entrenamiento resulte flexible y dinámico. Por eso, la propuesta no responde a módulos estancos, sino a contenidos adaptables, pensados para lograr resultados concretos, optimizando los tiempos de realización y ejecución, en pos de lograr una efectiva "curva de aprendizaje".


Estructura procedimental

 

  • Ejercicios prácicos

    70%
  • Prácticas foniátricas y de autoafirmación

    20%
  • Contenidos teóricos

    10%

 

%
Aspectos prácticos
%
Prácticas foniátricas y de autoafirmación
%
Aspectos teóricos